Viviana Peralta

Viviana Peralta

Tengo 52 años, soy mamá soltera de dos hijos, vivo en La Colonia y trabajo como empleada
administrativa en una obra social. Sirvo en la Capilla Inmaculado Corazón de María en el
equipo de liturgia, soy catequista y pertenezco a la Renovación Carismática.
A mediado de 2018, mi madre falleció. Su pérdida al principio fue muy dolorosa y difícil de
llevar. Con el pasar los días y de la mano de Jesús, estoy logrando salir de ese gran dolor para
mí que significa no abrazarla o charlar con ella.

El Padre Mariano, me acompañó muchas veces escuchándome y diciendo la palabra necesaria
para seguir. La comunidad donde ofrezco mi servicio, ha sido de gran apoyo porque nos
acompañamos con la presencia y sobre todo con la oración para sobrellevar estos momentos
y así salir poco a poco de mi tristeza. Desde mi lugar de trabajo, puedo observar diversas
necesidades y aprendí a salir de mi dolor para ponerme en el lugar del otro y rezar también
por sus dolencias o necesidades. Siempre con mucha fe podemos salir y sobrellevar nuestros
duelos.