Olga Ambrosio de Roggerone

Olga Ambrosio de Roggerone

Tengo 79 años y tres hijos. Vivo en el Barrio Jardín y todos me conocen como Nené.
En poco tiempo, viví varios duelos. El último, de mi querido hijo Daniel. Es difícil hablar de ello,
sinceramente no estaba preparada.
He dicho muchas veces y lo repito siempre: AGRADEZCO A DIOS, quien me sostuvo y dio
fuerzas, para acompañarlo y cuidarlo. Sin su ayuda no lo hubiese logrado. Cuando llegó el
momento de su santa partida y por bastante tiempo, creí que este inmenso dolor era sólo mío
y no tenía que compartirlo. Poco a poco encontré el consuelo, en la oración, en la misa y la
comunión.
También comprendí, que la fuerza para continuar mi vida, me llega por las oraciones de
familiares, vecinos, amigos, sacerdotes y conocidos.
Para todos ellos, mi agradecimiento y el pedido a DIOS que los bendiga. Que el ESPÍRITU
SANTO me guíe siempre. Fe y Paz para todos.