María de los Ángeles Perez

María de los Ángeles Perez

Soy docente, vivo en la Colonia, desde los 15 años soy un pequeño y simple
instrumento de mi amado Jesús. He tenido la gracia de formarme en el Divino
Maestro, servir en la Catequesis de Bautismo, en el Catecumenado, misionar en mi
querido San Antonio, llevar a Jesús Sacramentado como Ministro Extraordinario de la
Comunión, trabajar desde los inicios en la renovación de nuestra querida Iglesia
mendocina, colaborar con la revista de nuestra parroquia, y ser parte de la Fraternidad
brocheriana.
Doy gracias a Dios por poder hacer mi deber como bautizada, con amor, y ofreciendo,
no lo mucho que hago o lo poco, o nada, si no el amor, que en cada segundo doy en mi
vida, don y regalo de Dios. Por eso todos los días al despertar renuevo mi sí a Dios, mi
sí a Su voluntad, mi lucha para seguir creciendo en santidad. Le pido que aumente mi
fe, siempre de la mano de María y sigo no por mis fuerzas, sino con la confianza, de
saber que “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”; sigo peregrinando, en común
–unión, porque nos salvamos con el hermano, con paz y alegría hacia la casa del Padre,
para gozar por Su misericordia todos juntos, del abrazo eterno en Jesús y María.