Hugo Marcelo Pedernera

Hugo Marcelo Pedernera

Tengo 44 años, soy soltero, jubilado y trabajo independientemente.
Quiero compartir con ustedes mi vivencia, con tan sólo nueve meses de vida, pierdo a mi
hermano de 16 años ahogado por intentar salvar a unos niños. Nuestra mamá, muy triste y sin
poder superar eso, casi un mes después de esta desgracia, se quitó la vida. Junto a dos
hermanos más, quedamos al cuidado de mi padre. En el año 1999, tuve un terrible accidente
donde casi pierdo la vida, por estar desorientado. Mi hermano me cuidó durante el año que
estuve internado y me decía que debía pelearla. Le pedía a Dios que me diera fuerzas en esos
momentos donde las curaciones eran dolorosas y las rehabilitaciones difíciles. Pero la peleé y
pude recuperarme. Cuatro años después, fallece mi padre.
Años más tardes, una ulcera en mi pierna muy grande y dolorosa hizo que con mucho miedo
volviera al doctor y así hice un tratamiento donde también con fuerza espiritual salí adelante.
Mi trabajo misionero es lo que DIOS puso en mi camino y hoy en día, retomaré esta misión de
llevar mi testimonio y acercar a JESÚS a quienes más necesitan de Él. Lo hago llevando un
mensaje de esperanza.