Cáritas es una organización de la Iglesia Católica que trabaja para dar respuesta a las problemáticas sociales de las comunidades excluidas y personas en situaciones de pobreza del país.

Más de 32.000 voluntarios conforman 3.500 equipos de trabajo en todo el país, cuya misión y servicio  es estar junto a las personas, generando vínculos fraternos, favoreciendo la cultura del trabajo, la solidaridad y el bien común.

Cáritas implementa programas en educación, primera infancia, economía social y solidaria, autoconstrucción de viviendas, adicciones, asesorías legales, asistencia sanitaria y ayuda inmediata ante situaciones de pobreza o emergencias climáticas.

La colecta anual de este año se llevó a cabo entre el 12 y el 19 de Junio. Por supuesto que la la parroquia Nuestra Señora del Líbano no se quedó fuera de esta hermosa actividad solidaria. Julieta, una de las voluntarias nos cuenta su experiencia:

Mi nombre es Julieta, actualmente formo parte del Ministerio de Música, soy catequista de Catequesis Familiar y soy felizmente voluntaria de Cáritas.

Recientemente hemos vivido todo lo que es la colecta anual de Cáritas; ¿y qué decir de esta experiencia tan hermosa? No hay palabras… es algo simplemente extraordinario, desde el trabajo previo que implica todo lo que es el orden, la limpieza y la desinfección de chalecos y el sellado de urnas, hasta el día en que se larga la colecta y ves la carita de todos los chicos del catecumenado, de infancia, de los catequistas, de los misioneros y obviamente de los voluntarios. Es un momento en el que estamos todos juntos, llenos de ansiedad o nervios y no importa que sea la primera vez o la décimo cuarta colecta, la emoción y la ansiedad es la misma. Estamos todos juntos, unidos por un mismo objetivo, todos viendo a Jesús, nuestro hermano, en el otro; agentes pastorales madrugando y trabajando llenos de amor, después de atravesar el duro golpe que nos trajo la pandemia, la verdad es más que una caricia al alma, es un hermoso regalo del cielo. Al fin y al cabo, Cáritas es eso, es el lazo que logra que todos vayamos para el mismo lado, todos conectados por un mismo objetivo… Sabemos que la situación es cada vez más complicada y allá afuera hay muchísimos corazones fraternos que nos necesitan, es por eso que, en tiempos difíciles hay que compartir más!…Y la parroquia del Líbano lo entendió muy bien.

También puedes colaborar ingresando a https://colecta2021.caritas.org.ar/

¡EN TIEMPOS DIFÍCILES, COMPARTAMOS MÁS!