Está de más decir que la pandemia nos ha cambiado nuestra manera de vivir. Lavado de manos, distancia social y barbijo se han hecho nuestro a-b-c de cada día.
Este tiempo a su vez nos ha dado muchos desafíos: encontrar a Jesús en otros ámbitos de nuestra vida, viajar un poco adentro nuestro para preguntarnos cómo estamos, y por sobre todo el gran desafío de estar «juntos pero separados».
Y como a nuestra querida parroquia no le falta la creatividad, jóvenes de la comunidad organizaron un programa de actividades para mantenernos «conectados» durante la pandemia. Son encuentros virtuales con distintos tópicos: fraternidad, espiritualidad, formación, debates… y si bien fue pensado por jóvenes, está invitada toda la familia del Líbano.
Ayer, 22 de agosto, se llevó a cabo el primer encuentro. «Cáritas Juvenil» se encargó de las actividades. Se habló del ser comunidad y los dones que todas y todos aportamos. Muy hermoso.
Agradecemos a Jesús la creatividad y el dinamismo de siempre, y le pedimos que cada vez seamos más.

¡Nos vemos el próximo encuentro el 11 de septiembre! ¡Animate a invitar y a sumarte!