Desde hace unos días nuestras actividades cotidianas han sido afectadas por la aparición en la Argentina del nuevo coronavirus, el Covid-19. El gobierno Nacional, junto a los diferentes gobiernos provinciales y municipales, nos han exhortado ,como sociedad, a tomar conciencia de la situación y comenzar a efectuar diferentes medidas de prevención. Una de las más importantes es la que se identifica con la tendencia digital del #QuedateEnCasa .

Esto se debe a que disminuyendo la circulación de personas, las posibilidades de contagio también disminuyen, evitando el colapso de nuestro sistema de salud.

Frente a esta realidad los Obispos de Mendoza nos animan a obrar con prudencia, sentido común, cuidado de
uno mismo y de los demás. Porque nos urge el mandamiento del amor del Señor. A pesar de que los templos continúan abiertos, la recomendación de los Obispos es quedarse en casa.

Si por alguna razón no tenemos la posibilidad de participar de las misas o celebraciones, no olvidemos que Jesús también nos acompaña en nuestro hogar. Indudablemente lo encontramos en la Eucaristía, pero sería un error pensar que sólo se encuentra allí. Como dice el Papa, Él vive con nosotros y en nosotros. En el hogar no olvidemos que podemos encontrarlo en la Palabra y , por supuesto, en el rostro de nuestros familiares. Es la Cuaresma que nos toca vivir, no nos dejemos robar la creatividad del encuentro con el Señor.

Otra propuesta que hacemos desde la parroquia es poder aprovechar este tiempo para leer las distintas encíclicas del Papa, que solo debe presionar aquí para encontrarlas.

Por último, no olvidemos de rezar por todas y todos los que enfrentan esta pandemia. Cuidarnos, es la mejor forma de cuidar al Jesús que vive en los demás.

Quedate en casa que Jesús te acompaña.