El fin de semana pasado para los cristianos no fue un fin de semana más. Vimos por las calles un gran movimiento, cajas por aquí, cajas por allá, payasos, y diversas formas de alegría. ¿A qué se debía todo esto? Es que el 7, 8 y 9 de Junio se llevó a cabo la “Colecta Anual de Cáritas”. Recordemos que Cáritas Argentina es el organismo oficial de la Iglesia Católica que lleva adelante la pastoral caritativa, para lograr el desarrollo integral de todo el hombre y de todos los hombres, con especial preferencia por las personas y por las comunidades más pobres y marginadas.

Pero… ¿Qué es esa la colecta?

La Colecta Anual de Cáritas es una ocasión privilegiada de encuentro solidario. La comunidad cristiana sale al encuentro de toda la sociedad para crear conciencia y promover el compromiso con los hermanos más pobres y excluidos de nuestro país.

Es una oportunidad no sólo para compartir los bienes, sino también la esperanza de construir un futuro inclusivo para todos, comenzando por las acciones y el compromiso de cada uno de nosotros con el presente.

Cada año la Colecta se realiza con un lema que invita a la reflexión solidaria y la campaña aspira a mostrar en rostros concretos el trabajo que realiza una comunidad signo que representa la labor de Cáritas en todo el país.

Este año el lema fue:

“COMPARTIR TRANSFORMA VIDAS”

Y la comunidad signo: Cáritas Bariloche

El lema es una invitación a compartir, lo que somos y lo que tenemos, como un gesto concreto para cambiar las estructuras de exclusión y transformar la vida de muchos hermanos.” (fuente: www.caritas.org.ar)

La comunidad de nuestra parroquia fue protagonista de esta gran colecta en San Martín, participando con sus jóvenes y adultos, poniendo cada uno una alegría diferente en cada rincón de la ciudad.

¡Gracias querida comunidad por ayudar a nuestros hermanos más necesitados!