Se puede recibir la eucaristía en el domicilio en caso de enfermedad que imposibilite la participación en la misa (edad avanzada, imposibilidad física o de contacto con otras personas, problemas para el traslado o también en caso de estar internado en alguna institución de atención a la salud)

En este caso, en Secretaría parroquial se dejan los datos de contacto y un ministro de la Eucaristía se pondrá en contacto con la persona interesada.